Gato Bosque de Noruega

El gato Bosque de Noruega o Norsk Skogkatt, como se le llama en su tierra natal, es una raza antigua cuyos orígenes se pierden en la leyenda. El pelo semilargo y las patas palmeadas son solo algunas de sus características. Vamos a conocerlo mejor.

Bosque de Noruega

El gato bosque de noruega tiene una historia interesante detrás, como se puede adivinar por el nombre. Las reconstrucciones sobre los orígenes del gato forestal noruego están relacionadas con las de los vikingos. De hecho, se cree que los guerreros del Norte acogieron, en sus barcos, a los gatos que habitaban los bosques noruegos, para cazar ratones.

Tamaño y Apariencia

Largo, pero de constitución robusta y de gran tamaño, el gato Bosque de Noruega tiene una cabeza triangular y orejas grandes en la base. Se caracterizan por la presencia de penachos presentes también en el gato europeo y en el lince. Los ojos son grandes, ovalados y el color varía del verde al verde dorado. Las patas traseras son más altas que las delanteras. Los dedos son anchos y palmeados para facilitar el movimiento sobre la nieve; también aquí abundan los mechones de pelo. La cola es larga y muy tupida. El peso en los machos varía de 7 a 8 kg, en las hembras de 3 a 5,5 kg. 

El pelaje es semi largo, mientras que el subpelo es lanoso y repelente al agua, para resistir el frío severo. Gorjal, pantalones cortos y melena caracterizan la estructura de todo el pelaje, haciéndolo parecer un lince. Los colores son muchos, con incursiones en gris, rojizo y blanco.

gato bosque de noruega
gato Bosque de Noruega
gato bosque e noruega

Carácter del gato Bosque de Noruega

Este gato es inteligente, independiente y, sin embargo, busca atención. Tiene un excelente instinto para la caza, por lo que también le encanta el agua y la actividad física. De hecho, tiende a trepar por todas partes. Es un gato extremadamente dinámico. Al cruzarse con el gato de la casa, no tiene ningún problema en hacerse amigo de los niños y otros gatos. Pero el gato bosque de noruega se vuelve irresistible para todos, gracias a su voz melodiosa y dulce.

gato bosque de noeruga
gato bosque de noruega
gato bosque de noruega

Crianza y Cuidados

El gato bosque de noruega tiene una salud de hierro pero en algunos sujetos se han encontrado intolerancias alimentarias relacionadas con el arroz. A pesar de su pelo largo, no se anuda fácilmente, de hecho se puede cepillar una vez a la semana. Durante el período de muda, es mejor intensificar su frecuencia, aunque hay un período corto en el que el pelaje (de verano) será muy corto. La única excepción es la cola.

Es posible comprarlo por no menos de 600-700 euros.