Gato Bengalí

El gato Bengalí es Turbulento, dinámico y cariñoso con la familia: el gato Bengalí conserva los rasgos típicos de su naturaleza salvaje en su nombre, apariencia y carácter. ¿Qué lo distingue de todos los demás gatos? Le encanta el agua .

Gato Bengali

El Gato Bengalí Nació de un experimento fallido del Dr. Centerwall, quien en 1973 intentó estudiar la leucemia felina en gatos domésticos, el gato Bengalí es una raza felina híbrida resultante del cruce del gato doméstico y el gato leopardo asiático.

Gato Bengali

El Gato Bengalí Nació de un experimento fallido del Dr. Centerwall, quien en 1973 intentó estudiar la leucemia felina en gatos domésticos, el gato Bengalí es una raza felina híbrida resultante del cruce del gato doméstico y el gato leopardo asiático.

Características y apariencia

Se experimentaron cruces posteriores para hacer que el ‘Bengalí’ sea menos salvaje con el gato egipcio, el birmano, el abisinio y el acicate. Hasta la fecha, los gatos  Bengalí de tercera generación conservan solo parcialmente el carácter salvaje de su antepasado, pero en general son mucho más dóciles de lo que se cree. El reconocimiento oficial de la raza solo tuvo lugar en 1991, lo que convierte al gato Bengalí en una raza de gato relativamente reciente.

Gato Bengalí
Gato bengalí
Gato Bengalí

Apariencia y Fisiología del Gato Bengalí

Este gran gato doméstico de forma alargada que, según el caso, puede llegar a pesar hasta 9 kg. Físicamente tiene una estructura muscular muy desarrollada que va acompañada de una reactividad, dinamismo y velocidad de carrera realmente notables.

Por este motivo necesita moverse y ‘desahogarse’ en grandes espacios o jardines. Al igual que la de su antepasado salvaje, la cabeza del gato Bengalí es de forma triangular, bien proporcionada al cuerpo y con una nariz muy larga en comparación con los gatos comunes. Los ojos grandes e inteligentes pueden ser amarillos, verdes o azules en el caso de la variante ‘Snow Bengalí, una variedad similar al siamés pero con un color de pelaje mucho más claro.

El pelaje está formado por un pelo corto, denso, pegado al cuerpo y sedoso, manchado o con mechas, con colores básicos que van desde el amarillento hasta el rojizo anaranjado con manchas marrones, chocolate o canela. Otro detalle estético distintivo es la cola, de longitud media pero con punta redondeada.

Gato Bengalí
Gato Bengalí

Carácter

A pesar de ser un gato doméstico, es bueno recordar que por sus venas corre sangre salvaje lo que caracteriza la vida de este gato en todas sus fases.

Le encanta saltar, correr, cazar animales pequeños y, a pesar de ser cariñoso, dócil y juguetón, sigue siendo un temperamento turbulento e impredecible. Lo que más llama la atención es su hiperactividad y el deseo incontenible de trepar, saltar, navegar por todas partes y observar el mundo ‘desde arriba’.

Por todas estas razones, necesita espacio para estirar las piernas, afilar las uñas y ejercitar los músculos. La vida en un apartamento le es agradable y también la convivencia con los niños y otros animales, siempre que se respete su intimidad y se observen unas reglas básicas de convivencia pacífica. No apto para propietarios que son perezosos o no quieren jugar.

Gato Bengalí

Precio

Llegamos a algunas notaciones importantes de carácter práctico para los propietarios o posibles propietarios de estas espléndidas criaturas. Como se mencionó, este gato necesita un amplio espacio para correr y saltar.

En cualquier caso, vive en el apartamento tranquilamente, siempre que se le dedique un rincón de juegos con postes para rascar árboles y una cama para perros. La dieta debe ser regular y cuidadosa porque tiende a sufrir problemas gastrointestinales.

Prefiere el pollo crudo y la carne cruda magra, para evitar la leche y sus derivados. El aseo no requiere cuidados especiales, aparte del mantenimiento regular de las uñas, la limpieza adecuada de las orejas de vez en cuando y el cepillado esporádico, más frecuente durante la muda. El precio de un gato Bengalí puede llegar hasta los 2500 euros.